Inicio Noticias Componentes que propician la producción de plántulas de calidad

Componentes que propician la producción de plántulas de calidad

por Redacción

Por José Ángel Sañudo Girón

Una producción exitosa de trasplantes es en gran medida determinada por la eficiencia del aprovechamiento de los recursos e insumos, así como de las estructuras instaladas para la obtención de una alta calidad comercial. La posibilidad de penetración en el mercado de transplantes depende del interés visual que genere el producto ofertado así como la máxima viabilidad y productividad de éste en manos del consumidor final.

Dichas necesidades se incrementan conforme aumenta la población, cuyo crecimiento promedio en los últimos 50 años ha sido de 50 millones de personas por año; a éste ritmo de crecimiento poblacional, satisfacer la ingesta de alimentos para los siguientes treinta-cuarenta años requerirá un incremento en la producción agrícola de 40 a 50 %. Uno de los factores más importantes en la producción intensiva de cultivos después de la disponibilidad del agua, es su calidad, la cual se puede dividir en química y agronómica. La calidad química del agua, que puede tener un uso muy amplio, está dada por las cantidades de sales y la proporción de diferentes iones que ésta tiene en solución; su conocimiento permite determinar si se puede recomendar con fines domésticos, industriales, pecuarios y/o agrícolas. El problema frecuente en el caso del riego de cultivos, es que generalmente no se especifica con qué calidad química se debe utilizar el agua, sino que solamente se da importancia a la calidad agronómica determinada por: cultivo a regar, condiciones climatológicas, métodos de riego, condiciones de drenaje del suelo y prácticas de manejo de agua, suelo y plantas.

Asimsmo, en el interior de los invernaderos y bajo cualquier cubierta que se coloque cerca de las plantas, los elementos climáticos: radiación solar, temperatura, humedad relativa y velocidad del viento, se modifican, alterando el metabolismo y consumo de agua de las plantas, lo cual repercute en el rendimiento y calidad del fruto. Por sus características estructurales, el agua disuelve y mantiene en suspensión un gran número de sustancias, algunas de las cuales son potencialmente tóxicas para las plantas, por lo que su acumulación (ya sea o no directamente tóxica) genera problemas en los vegetales por efecto salino. Sin embargo la calidad del agua para riego, también está determinada por la concentración y composición de los constituyentes disueltos que contenga. Por lo tanto, ésta calidad es una consideración fundamental para la investigación de las condiciones de salinidad o contenido de sodio intercambiable en cualquier zona de riego.

Las características más importantes que determinan la calidad del agua para riego son la concentración total de sales solubles, concentración relativa de sodio con respecto a otros cationes, la concentración de boro u otros elementos que puedan ser tóxicos y bajo ciertas condiciones, la concentración de bicarbonatos con relación a la concentración de calcio más magnesio. Adicionalmente, el riego puede crear o corregir suelos salinos o alcalinos. La concentración de sales en el agua de riego reduce el agua disponible para los cultivos, esto hace que la planta deba ejercer mayor esfuerzo para poder absorber el agua y pudiendo incluso llegar ocasionarle estrés fisiológico por deshidratación, afectando su crecimiento.

Paralelamente, la agricultura de riego también depende de un adecuado suministro de agua de calidad utilizable, la cual se define por algunas de sus características químicas,

físicas y biológicas, poniendo énfasis en las dos primeras, por ello es necesario considerar que ciertos constituyentes del agua emergen como indicadores de problemas en su calidad cuando ésta se usa por periodos prolongados; por ello es importante considerar que las principales variables para clasificar la calidad del agua desde una perspectiva agrícola son: concentración de sólidos disueltos o sales; presencia relativa de sodio; contenido de carbonatos y bicarbonatos; concentración de otros iones específicos como cloro y boro y presencia y concentración de Fe y Mn.

Aplicación de técnicas de riego correctas

Por otra parte, en el proceso de abastecimiento de agua a los cultivos se conoce de manera general cómo, cuándo y cuánto regar, con base en los parámetros de los requerimientos de los cultivos universalmente conocidos tales como: evaporación máxima, consumos máximos de humedad aprovechable, profundidad de las raíces, requerimientos de riego, entre otras; sin embargo es muy común que se ignore la calidad de las aguas utilizadas medidas por su carga salina, lo cual es un factor imprescindible a tener en cuenta en el cálculo de las dotaciones de agua.

De ahí la importancia de que los productores de hortalizas conozcan que la calidad y cantidad de agua utilizada durante el desarrollo de las plantas está influenciada por la interacción de los elementos químicos disueltos en el agua de riego, las propiedades químicas del suelo o sustrato y el programa de fertilización que se utiliza. Baste recordar que los cultivos en agricultura protegida precisan de una gran cantidad de agua, hasta 30 000 m3 por hectárea al año, lo cual varía en función de las condiciones ambientales y del manejo del agua. Cuando las técnicas aplicadas en la agricultura no son las correctas, particularmente el riego, provoca procesos de salinización de diferente gravedad, cuando se utilizan aguas conteniendo sales sin el debido control, acumulándose directamente en el suelo o en los mantos freáticos, o bien cuando se ha producido un descenso en el nivel freático local y la intrusión de capas de aguas salinas, ubicadas en capas más profundas, como consecuencia de la sobreexplotación.

La disponibilidad de agua limpia es esencial para la producción de alta calidad de los cultivos hortícolas; el agua limpia está asociada a la ausencia de sales. A mayor calidad del agua, más sencillo será formular una solución nutritiva optimizada. En cambio, a mayor contenido de sales, mayor será la cantidad de agua utilizada para remover las sales que se acumulen en el suelo o sustrato.

Aparte de los nutrimentos, las plantas también absorben iones residuales como el Na y el Cl. Estos iones son importantes para la determinación de la calidad del agua. En tal sentido, la sodicidad del suelo o sustrato, está relacionado con un desequilibrio entre bicarbonatos y cationes divalentes, fundamentalmente Ca y Mg. En principio, si la concentración de bicarbonatos es mayor que el doble de la concentración de Ca+ Mg habrá sodicidad. El agua de riego, también trae consigo nutrimentos como calcio, azufre, potasio, magnesio y algunos elementos tóxicos como el sodio y el cloro, los cuales deben ser considerados al momento de diseñar las soluciones nutritivas para los cultivos. Las aguas con cierto grado de salinidad representan un ahorro en el uso de fertilizantes en los sistemas hidropónicos o en suelo, pues reducen las dosis de fertilizantes a adicionar al cultivo.

Un problema de salinidad existe si la sal se acumula en la zona de raíces de un cultivo, causando pérdidas en el rendimiento. Algunos problemas de toxicidad ocurren si ciertos iones en el suelo son absorbidos por la planta y se acumulan a concentraciones tan altas que causan daños en el cultivo o reducen el rendimiento. Los elementos que causan mayor daño son cloro, sodio y boro.

De las especies hortícolas más cultivadas en el mundo bajo condiciones de invernaderos y que poseen alta rentabilidad se encuentran Solanum lycopersicum, Cucumis melo, Citrullus vulgaris, Capsicum annum y w; no siendo así para México, donde existe un potencial por conocer y aprovechar en el cultivo intensivo bajo condiciones semi-controladas de invernaderos en especies nativas como es el caso de tomate de cáscara, todos los cultivos anteriormente mencionados tiene sus caracteristicas especificas de tolerancia de sales aunque ya los avances en la agricultura protegida  permite el uso y empleo de injertos muchos de los cuales estan en funcion de la tolerancia a las sales ya sea por el suelo y/o por la calidad del agua.

Relacionados

Deja un Comentario

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia, ¿estás de acuerdo en seguir haciendo uso de nuestra plataforma? Aceptar Leer Más

UA-134859978-1